• Bienvenidos a Manos Limpias
Plaza del corrillo, 19 piso 1º, 37002 Salamanca (España)
Tel. 653 933 382
Atención al público
Jueves tardes
17:30 a 18:30

DON IÑAKI URDANGARIN: ODIA EL DELITO Y COMPADECE AL DELINCUE

DON IÑAKI URDANGARIN: ODIA EL DELITO Y COMPADECE AL DELINCUE

DON IÑAKI URDANGARIN: ODIA EL DELITO Y COMPADECE AL DELINCUE

DON IÑAKI URDANGARIN: ODIA EL DELITO Y COMPADECE AL DELINCUENTE. POR RAMIRO GRAU MORANCHO, COLABORADOR DE MANOS LIMPIAS.

Hoy ha ingresado voluntariamente en prisión don Iñaki Urdangarín, esposo de la Infanta de España doña Cristina de Borbón y Grecia, por hechos que son del dominio público.

Y digo que ha entrado voluntariamente, asumiendo su culpa, pues podría haber solicitado un indulto, total o parcial, interesando simultáneamente el no ingreso en la cárcel, en tanto en cuanto se sustanciara dicho expediente.

O presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, pidiendo la suspensión de la ejecución de la pena ante el citado Alto Tribunal, e informando de ello al Tribunal que debe ejecutar la Sentencia para que, en su caso, se suspendiera el ingreso en prisión, hasta que recayese una resolución al respecto.

Pero ha preferido afrontar el problema como hacen los hombres, de frente y con el pecho descubierto, asumiendo, repito, sus responsabilidades penales.

Ante esta actitud solo me cabe recordar a doña Concepción Arenal, primera mujer directora general de prisiones en España: “Odia el delito, pero compadece al delincuente”.

La familia Borbón-Urdangarín me merece todos los respetos, pues han sabido y querido permanecer juntos, contra viento y marea, cuando todos eran “consejos” a la Infanta para que se divorciara, o por lo menos interrumpiera la convivencia con su marido.

Creo que tanto ella como su esposo han sabido tener presentes los votos formulados en su boda religiosa: “en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte os separe”.

Y en estos tiempos de tantos divorcios, por un quítame de aquí esas pajas, o cualquier chorrada, me parece una postura realmente ejemplar.

También la piña, que según todos los medios, han hecho sus cuatro hijos con el matrimonio y, sobre todo, con su padre, especialmente el hijo mayor, que por lo que he leído u oído, ha tomado incluso un año sabático en sus estudios, para estar junto a su padre, y apoyarle.

Estos valores cristianos me parecen muy elogiables y encomiables, y debo resaltarlos, en honor a la verdad.

¡Claro que la sociedad española en su conjunto, y yo en particular, agradeceríamos mucho la devolución, total o parcial, de los cuatro millones y medio de euros que según la sentencia han “desaparecido”!

Soy consciente de que sacar adelante a cuatro hijos es una auténtica ruina, pero también sabemos todos que don Juan Carlos goza, según la prensa extranjera, -pues la nacional no dice ni pio-, de una gran fortuna, por lo que no estaría de más que consignara a favor del Tesoro Público ese importe, como un regalo de boda, en diferido, a su hija, o incluso con motivo de sus veinte años de matrimonio, que en estos tiempos que corren es algo digno de reconocimiento.

Creo que la sociedad española valoraría muy positivamente ese gesto, y que cualquier medida de gracia que se adoptase posteriormente, la concesión del tercer grado, permisos penitenciarios, etc., sería mucho mejor recibido.

Seamos realistas, y nunca mejor dicho: al fin y al cabo, no ha cometido delito alguno contra las personas, sino únicamente delitos económicos.

Y ese tipo de delitos se cometen en España todos los días, y en cantidades cada vez más elevadas, por desgracia para todos.

Las sentencias no deben ser ejemplares, como tampoco el cumplimiento de las penas. Deben ser, simplemente, justas.

Y la justicia para Santo Tomás de Aquino es “dar a cada uno lo suyo”.

LEER EN:

https://heraldodeoregon.wordpress.com/2018/06/19/don-inaki-urdangarin-odia-el-delito-y-compadece-al-delincuente/

http://www.alertadigital.com/2018/06/18/don-inaki-urdangarin-odia-el-delito-y-compadece-al-delincuente/